Los mejores sitios de Barcelona para recorrer en bici

Los mejores sitios de Barcelona para recorrer en bici

Conocer la ciudad de Barcelona e ir descubriendo sus rincones de manera saludable, divertida y sostenible, únicamente resulta ser posible al apostar por acudir a una Cycling race hire con el propósito de alquilar una bicicleta adecuada.

Cycling race hire Barcelona

Y es que la ciudad condal cuenta con una amplia red de carriles bici a disposición de todos los ciclistas que deseen recorrer sus calles viajando en dos ruedas, para poder disfrutar de la naturaleza y todo lo que ofrece Barcelona mientras pedalean a su propio ritmo.

Lo mejor es que se pueden encontrar alternativas ideales para personas de cualquier edad y con diversos grados de dificultad, por lo que solo hay que elegir la bici adecuada y seleccionar la ruta apropiada para poder ir en bici a los mejores sitios de Barcelona.

Los sitios más apropiados para montar en bici alrededor de la ciudad condal

Con el fin de disfrutar de un día diferente y tener la oportunidad de ver libremente cada uno de los parajes por los cuales se tiene la posibilidad de pasar, nada mejor que contar con una bicicleta, y una vez que se dispone de la bici ideal hay que conocer los mejores lugares de la ciudad. Ya que la bicicleta es uno de esos deportes que se puede adaptar a ti perfectamente.

Por eso y a continuación proponemos algunos de los mejores sitios de Barcelona para ir en bici y disfrutar de una gran experiencia que combine turismo, aventura y deporte.

Recorre Montjuïc

Es preciso comenzar diciendo que la ruta a través de la cual es posible recorrer Montjuïc posiblemente se trata de una de las rutas preferidas en mayor medida, especialmente por los turistas, debido a que ofrece la oportunidad de apreciar las vistas más extraordinarias del puerto, la ciudad y el mar, sin tener que alejarse mucho del centro de Barcelona.

Para comenzar este recorrido es posible empezar en la plaza Espanya y poco a poco subir hasta el castillo de Montjuïc, desde el cual se puede seguir hasta el Estadio Olímpico, el Parque del Mirador de Poble-sec y los jardines de Miramar, para después regresar a la avenida Miramar con el fin de ir al Poble Espanyol.

La ruta que permite visitar estos sitios de Barcelona se extiende alrededor de 11km y cuenta con un nivel de dificultad relativamente bajo.

Rutas en la naturaleza

Barcelona ofrece la oportunidad de olvidarse del asfalto y dejar de lado el estrés de las grandes ciudades para respirar un poco de aire fresco al visitar sus numerosas rutas rodeadas de naturaleza, en las cuales es posible aprender acerca del entorno de la zona, al igual que de la fauna y la flora, al mismo tiempo que se realiza un poco de deporte.

Ejemplo de esto es la ruta de los parques, la cual permite recorrer búnkers del Carmel, el Parque del Guinardó y Park Güell.

Dicha ruta a pesar de no contar con un gran nivel de dificultad, destaca por ser la que cuenta con el nivel más elevado de desnivel en la ciudad, siendo posible comenzar el recorrido en el metro Maragall y de allí dirigirse hasta el Parque del Guinardó, en el cual es posible acceder y circular con bici.

Luego se puede apostar por ir al Turó de la Rovira, donde a causa de que el camino es sumamente inclinado, solo los visitantes más entrenados tienen la posibilidad de subir hasta los bunkers montando en sus bicicletas.

Es posible terminar el recorrido visitando el Park Güell, donde existe la oportunidad de pasear alrededor de sus zonas más verdes montando en bici y disfrutando libremente de un entorno natural ideal para relajarse. 

El delta del Llobregat

Con el fin de llegar a este punto de la ciudad condal, resulta muy conviene tomar el bus PR3 en L’Hospitalet de Llobregat y bajarse del mismo al llegar a la parada Cementerio Sur/Tanatorio, a partir de la cual será preciso pedalear alrededor de 1km para poder llegar al mirador del aeropuerto de El Prat, que destaca por tratarse de una peculiar parada ideal para apreciar cómo los aviones aterrizan dentro de pista.

Después se puede continuar el recorrido hacia el mirador de Cal Lluquer, en el cual es posible disfrutar de una extraordinaria panorámica del delta del Llobregat.

Habrá que comenzar a pedalear para ir hasta el Semáforo de la playa y la casa de Los Carabineros, que se caracterizan por tratarse de dos edificaciones que sirven para informar a los visitantes que han llegado a la desembocadura del río.

Una vez allí es posible rodear el lago de la Ricarda para llegar a la torre que lleva su mismo nombre y tener la oportunidad de acercarse a la playa del Prat, uno de los mejores sitios de Barcelona en el que es posible refrescarse en algún chiringuito y/o estirarse frente a la playa con el fin de reponer fuerzas para luego volver a casa.

Deja un comentario