¿Qué tipos de financiación privada existe?

Hay determinados emprendimientos que se nos ocurren y pueden ser el comienzo de un importante negocio, por lo que no podemos esperar para llevarlos adelante, así que para poder conseguir el capital inicial con el que darle vida a ese nuevo desarrollo empresarial, debemos acudir a algún tipo de financiación privada.

Tipos de financiación privada que más se utiliza

Existen distintas formas de llegar a contar con ese dinero necesario para llevar adelante nuestro emprendimiento, siendo esto los tipos de financiación privada que existen.

Financiación mediante bancos

Indudablemente, el primer lugar que se le ocurre a todos aquellos que necesitan una inyección de capital para sus emprendimientos es la banca tradicional.

Estos ofrecen distintos tipos de financiación, dependiendo del dinero que necesitan los solicitantes de préstamos, así como también diferentes tiempos en los que el importe total del mismo se debe devolver.

La banca se suele adaptar a la necesidad corporativa del solicitante y entre las posibilidades que se pueden obtener se encuentra la financiación de cobros y pagos, distintas líneas de crédito, renting o leasing, y es que dependiendo de la entidad bancaria que los emite, se pueden conseguir préstamos con más o menos avales o garantías.

Entre las desventajas que podemos nombrar a la hora de solicitar una financiación a la banca se encuentran las condiciones, que en algunos casos suelen ser un tanto excesivas para determinadas personas.

Las instituciones bancarias muchas veces no demuestran interés en financiar empresas en sus inicios (también llamadas Startups), debido a que la falta de historia de la misma puede significar un riesgo elevado a la hora de pagar el dinero prestado por parte de los solicitantes.

Es fundamental para conseguir financiación de una banca no contar con ninguna deuda de crédito previa, y no encontrarse dentro de los listados de ASNEF y RAI, así como también demostrar determinada documentación que acredite eficiencia de pago.

Inversiones F.F.F

Una de las fuentes de financiación más utilizada es la que se consigue mediante Familiares o Amigos. De allí sale el nombre de este tipo de inversiones, que es la sigla en inglés de “Friends, Family and Fools”.

Los emprendedores que se encuentran en la etapa de inicio de un negocio, pueden lograr la financiación mediante la ayuda de su familia o sus amigos, así como también gracias a sus ahorros.

Se trata de la modalidad más próxima para conseguir la inyección de capital necesaria, para el comienzo de cualquier negocio.

Préstamos de capital privado

Existen determinadas situaciones en las que se necesita financiación, tanto para iniciar un proyecto como para cualquier otro motivo, y no se cuenta con los requisitos o las garantías que una institución bancaria puede exigirnos.

Los préstamos de capital privado son una gran alternativa, ya que son emitidos por personas físicas o jurídicas que se dedican a brindar esa financiación con muchas menos condiciones, y de forma mucho más rápida.

Una garantía hipotecaria o tener a disposición una propiedad libre de deudas en el momento de firmar el préstamo es el único requerimiento para conseguir en cerca de 72 horas el dinero necesario para cualquier tipo de transacción, y se pueden negociar las distintas condiciones de pago del mismo, es decir, el tiempo en el que tendremos que devolver la totalidad del dinero.

Cualquier persona, incluso aquellas que se encuentran en las listas de ASNEF o RAI puede acceder a este tipo de préstamos, al mismo tiempo que toda la transacción se encontrará notariada, por lo que se trata de una operación dentro de los márgenes de la legalidad.

Una financiación de mucho tiempo, con unos intereses de pago razonables, y una mayor comodidad para pagarlo es posible gracias a estos inversores privados.

Crowdfunding

Uno de los métodos más innovadores para conseguir financiación y muy utilizado por startups, empresas y proyectos con o sin ánimo de lucro que contribuyen a un bien común.

El Crowdfunding es participativo y se realiza mediante la web. Muchas personas cooperan a través de internet con determinado proyecto.

Existen diferentes sitios mediante los cuales se puede contribuir a distintos proyectos, que suelen agradecer la cooperación por medio de distintas acciones o regalos, pero las personas que participan en el Crowdfunding no se convierten en inversores del emprendimiento.

Capital Riesgo o Venture Capital

Existen Sociedades de Capital de Riesgo, que son un grupo de personas capaces de ofrecer financiación a distintos tipos de emprendedores para comenzar una startup, asumiendo el riesgo que esto conlleva, obteniendo en esta transacción el beneficio de un porcentaje minoritario del mismo.

Las empresas que recién comienzan, pero cuentan con una importante expectativa de crecimiento y expansión suelen ser las que recurren a este tipo de sociedades para lograr financiación, estas suelen recurrir a los Venture Capital con el objetivo de conseguir los recursos que les permitan llevar a cabo el crecimiento.

Bussines ángel

Ángeles de Negocios o Bussines Angels son aquellas personas que se encuentran en condiciones de realizar una inversión de su propio capital, para darle forma y crecimiento a una startup, con el objetivo de lograr el rédito necesario a largo plazo, gracias al desarrollo de este emprendimiento.

Este tipo de inversores no solamente aporta capital, sino también sus conocimientos, la experiencia en el sector en el que se desempeñará la startup, y los contactos que pueden hacer que el negocio sea viable.

Deja una respuesta